El mito de Sísifo

Blog de Celedonio Sepúlveda

Que culpa tiene el tomate


Las recetas de la economía sorprenden, a veces incluso asustan, el tomate en las ultimas semanas, sin quererlo, se ha visto involucrado en la enfermedad de la inflación, asunto que trae de cabeza a las economías occidentales, y sobre todo a los consumidores de tipos de interés, ingrediente necesario en las hipotecas, viene a ser como la sal al tomate.
Pues bien, cuando el tomate sube, según los expertos economistas y los viejos tratados de economía, la economía se calienta y el motor chirria y la mejor grasa que recomiendan es la de los tipos de interés, basta con una subidita y el motor vuelve al ajuste inicial. De igual manera cuando los pisos suben, una subidita de tipos de interés, a ya esta, tiene el mismo funcionamiento que el reflex, un poquito y se pasa el dolor.
Piensen por un momento lo lejos que esta el origen del aumento de precios de donde se aplican las medidas de ajuste, como siempre el culpable es el usuario o ciudadano y es el el que acaba pagando el tomate y la inflación.
El recurso de los tipos de interés para el control de la inflación en las economías del siglo XXI es un recurso que los expertos deberían replantear. Supone matar moscas a cañonazos y frenar con el pavimento mojado sin ABS ni airbag.
¿Que culpa tiene el tomate…?

febrero 8, 2008 - Posted by | Montañas, Piedras, Realidad

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: