El mito de Sísifo

Blog de Celedonio Sepúlveda

El bipartidismo, ¿es bueno?

bipartidismo Enhorabuena al PSOE y a todos los que deseamos opciones de progreso, la izquierda del talante tiene cuatro años más para ejercer políticas que permitan a la sociedad y a la economía española desarrollarse en entorno cada vez más caliente.
Ha habido dos actores protagonistas en esta función electoral:  los medios de comunicación y la financiación de los partidos, en torno a un argumento principal: el voto útil.

Evidencia primera, los partidos con mayor representación en el parlamento son los partidos que tocan poder.

Evidencia segunda, los partidos que han sido palmeros del poder o coaligados se han quedado sin protagonismo al transferirlo con sus aplausos a la estrella gobernante.

Evidencia tercera, los partidos sin presencia en los medios no cuentan.

Evidencia cuarta, los partidos sin financiación, versus poder, tampoco cuentan.

Por lo tanto protagonistas principales de esta película llamada bipartidismo son los medios de comunicación y el sistema de financiero.

Conclusión única: la democracia como la justicia es para el que tiene dinero, son juegos cerrados de difícil acceso sin unos recursos adecuados.

Un ejemplo claro en estos comicios ha sido UPD, y digo UPD porque seguramente mucha gente no sabe lo que significan esas siglas, pues bien son las siglas con las que se han presentado algunos exmilitantes del PSOE, entre ellos Rosa Diez.  Esta formación como tantas otras no han tenido demasiadas opciones ya no por la falta de financiación, sobre todo por la falta de apoyo de los medios de comunicación y por tanto el desconocimiento de la gente de otras opciones, cuando las opciones no son conocidas, tenemos el recurso del voto útil y el voto útil, siempre, es bipartidismo.

El bipartidismo como cualquier otro duopolio, no es bueno, lo que no es sano para la economía difícilmente lo es para la política, quizás sea cómodo puesto que la elección es blanco o negro, pero no nesariamente lo mejor.  Los matices y las ideas minoritarias deben tener un espacio en la política ya que suelen ser ideas que por minoritarias no dejan de ser importantes y en muchos casos la denuncia de lo que con los años se convierte en prioridad.  Tenemos el ejemplo en la Ecología y los grupos verdes.

El bipartidismo es el resultado final de la madurez del sistema democrático, son los muros que el poder, o los  poderes imponen como garantía y protección del inamovible sistema capitalista o de mercado.

¿Es bueno entonces? Ni bueno, ni malo, sino todo lo contrario.

Anuncios

marzo 11, 2008 Posted by | Montañas, Piedras, Politica, Realidad | , , , , , | Deja un comentario

Ahora, Toca Votar

el control de nuestras vidas Todo esta en marcha, el gran circo electoral esta próximo a realizar su ultima función de temporada, es hora de recoger las fieras, las vedettes, a los payasos y recoger lonas.

El peor trago lo tenemos los votantes, sobre todo el que intenta reflexionar y procura acertar la mejor opción para sus intereses y para el país, ¿o es al revés? primero el país y luego sus intereses. Los mensajes a pesar de tanto asesor de imagen y de marketing han sido erróneos y con tanto envoltorio se han olvidado del producto ¿o el producto no importa? es posible que no.

Yo en un intento de simplificar los inputs para evitar confusión y tomar la decisión del voto más acertada, he conseguido aislar las opciones en tres probetas a las que he llamado:

  • La Hilarante o pasional
  • La Memoria o política, y
  • La Razón o salud democrática

La hilarante o pasional, es la más simple y esta basada en la fuerza pasional que generan los lideres políticos por el áurea de la fama y por las simpatías, su voto nada tiene que ver con los resultados de la gestión realizada, también se basa en las promesas de ultima hora o nos cae mejor que el rival, o porque es la opción más fácil, en definitiva razones de poco peso político.

La memoria o política, es la más complicada, el análisis político prevalece, así como la evolución de las ideas y el resultado de las acciones. Prevaleciendo la idea de votar una opción progresista surge el dilema de si eso es posible o si resiste el análisis. Hay que preguntarse como esta el mapa autonómico y el clima nacionalista, y si eso en un gobierno progresista y de izquierdas es coherente o si a España como comunidad le beneficia esa política dubitativa, hay que preguntarse si el PSOE o el PSC en algún momento desconocido en su ideario han renunciando al principio de solidaridad a favor del nacionalismo, hay que preguntarse si las ideas permanecen como objetivo o se van adaptando sin ningún tipo de escrúpulos a la permanencia en el poder. Preguntas que como tantas otras he de contestarme antes del día 9.

La razón o salud democrática, es la mas objetiva, se basa en la alternancia del poder. En el diario de hace unos días un politólogo defendía la permanencia en el poder del político como forma de motivarlo y darle objetivos, opino totalmente lo contrario, la salud democrática y la gestión de lo publico necesita otros ingredientes para ejercerse. El limite de mandato de políticos y partidos es necesaria para la salud de la democracia, en todos los estamentos de las administraciones es necesaria la renovación, lo contrario genera vicios y costumbres difíciles de corregir.

Dicho esto tengo claro que he de ir a votar y votare la opción más hilarante, sin perder la memoria y con toda la razón y salud democrática. ¿Y vosotros?

marzo 2, 2008 Posted by | Aires, Montañas, Politica, Realidad | , , , , , , , | 1 comentario