El mito de Sísifo

Blog de Celedonio Sepúlveda

Una nueva oportunidad

Faltan escasos días para ejercer nuevamente el derecho al voto, tenemos la ocasión de decidir, entre todos,  quien llevara nuestros asuntos en los ayuntamientos.  Una gran oportunidad, como siempre que se ejerce el voto, para limpiar y pasar la escoba.

Hay muchos tópicos en la política, aceptados y asimilados,  gracias a la insistencia y los mensajes machacones se han convertido en dogma de fe, pero en el fondo, y sobre todo en el ámbito democrático, son solo falacias.  Una de ellas y quizás fundamental es pensar o creer que el voto legitima la permanencia en el poder, pongamos 20 o 30 años como en Andalucía y otras comunidades o ayuntamientos.

El voto legitima la representación política y dota de poder a esta representación, pero es un acto interesado y partidista el no limitar el tiempo de permanencia en el poder, más cuando la elección no es directa, no votamos listas abiertas,  y una vez realizadas las votaciones se produce el aburrido mercadeo de pactos y cargos con el fin de permanecer sin permiso de los votantes, en la poltrona.

En política, en democracia, es una mentira, incluso una aberración no poner limite a la permanencia en cargos públicos electos, incluso al ejercicio mismo de la política.  No veo ninguna ventaja en la existencia de políticos electos profesionales.  La democracia se ha de servir de talentos del mundo civil, de ciudadanos normales, poner a disposición de la comunidad sus conocimientos, experiencia y tiempo durante unos años y luego la vuelta a la ciudadanía.  Esto sería lo correcto y lo auténticamente democrático.

Lo demás, lo de ahora, es todo menos compromiso con los problemas reales de los ciudadanos.

Por eso, lo más importante, en mi opinión, cada vez que tenemos la oportunidad de votar es no darles muchos años de permanencia, evitaremos corrupciones, clientelismos, endiosamientos, cortijos y haciendas gobernadas por señoritos, y sobre todo conseguiremos más motivación y coraje en la resolución de nuestros asuntos.  A votar.

Anuncios

mayo 13, 2011 Posted by | Aires, Realidad, Ripollet | , , , | Deja un comentario

La obligación como deber y como derecho

a_la_mierdaHace unos días pase la ITV (Inspección Técnica de Vehículos), con algunas semanas de retraso debido a la falta de tiempo, ya que el vehículo es una herramienta más de mi trabajo, y la única, por ahora, con obligación de pasar una inspección cada seis meses, repito cada seis meses.

Este comentario viene como consecuencia de las obligaciones y el miedo a que la autoridad (del palo) meta la mano en mi bolsillo.  Reconozco que he ido a trabajar con miedo a que la ganancia del día o la semana me la incautase un mozo de escuadra o un municipal, no por afán recaudatorio, ni mucho menos, solo por el bien de la sociedad y el mío.  Lo curioso de esta aventura es que después de pasar la ITV y soltar 58 euros, no he conseguido la tranquilidad ni tampoco me he quitado el miedo, sigo encontrando dificultades para entrar en Barcelona y permanentemente veo a los señores de las PDAs, apuntando matriculas mientras a su lado no dejan de producirse pequeños hurtos e incidentes, por supuesto sin posibilidad de recaudación y por tanto sin importancia.   Apatrullan la ciudad como Torrente.

La sensación de miedo y tenaza que siento en esta sociedad y supongo que también muchos de mis coetáneos, no la he sentido en ninguna época anterior, ni en la menos democrática, es curioso como con decretos leyes y bandos municipales, y por supuesto con políticos nefastos se puede generar una sociedad encorsetada y poco a poco subyugada democráticamente a los caprichos personales de la estupidez y la pedantería de quien cree que esta inventando el mundo, cuando el mundo hace ya mucho que esta inventado.  No me cabe la menor duda que la clase política es el tercer problema de la sociedad, como apuntan estos días los medios de comunicación.  Esperemos por nuestro bien que no se coloquen en el primer puesto.

enero 10, 2011 Posted by | Aires, Politica, Ripollet | , , | Deja un comentario

La excelencia y el perfeccionamiento

yin_yang Hace bastantes años, en un máster de Dirección Financiera, uno de los profesores nos advertía de la tentación de aplicar los conocimientos adquiridos en nuestros respectivos trabajos o responsabilidades de forma inmediata, pedante o irresponsable.  También recuerdo que desde muy joven aprendí la necesidad de no cambiar nada sin saber antes como se había llegado hasta el punto de partida del cambio.  Condición necesaria para evitar volver atrás.  Por ultimo, otra condición necesaria para un responsable es conocer al detalle su organización.  A veces modificando detalles absurdos de un proceso o de una organización se consigue más que con una reforma laboral.

Para conocer con absoluta certeza los problemas de una organización se ha de disponer de mecanismos que alerten, y no hay que inventar nada ni realizar encuestas ni estudios costosos.  Los problemas entran por la puerta o por el teléfono, actualmente también por internet.  Jamás es suficiente con el halago de nuestros oídos por parte de colaboradores pelotas.

Ninguna de estas condiciones básicas se han dado en la mayor parte de la sociedad española donde es o era necesario, grandes empresas que dan la espalda al consumidor por que disponen del beneplácito de la administración para sus despropósitos, organizaciones de carácter social y empresarial que se miran al ombligo y no solucionan nada de nada, preocupados en mantener su capacidad de relación con el poder.  Y por fin las administraciones publicas, las mas errantes, perdidas y definitivamente carentes de ningún sentido de la realidad.  ¿es necesario un pequeño repaso?

Educación nacional y autonómica: cada ministro o conceller entra como un elefante en una cacharrería primero destrozando y luego reparando, todo ello con cientos de técnicos ávidos de aplicar el manual estudiado, pero no aprendido.

Trabajo nacional y autonómico: departamento que maneja la suma y la multiplicación, pero que no tiene oído ni vista.  Multiplica y suma parados pero no resta problemas ni inconvenientes.  Un repaso al funcionamiento de las cotizaciones de autónomos, por ejemplo la que queda fuera de la constitución y los derechos más elementales: Orden de 24 de septiembre de 1970, en su articulo 26, aún vigente, y de la que hacen gala en el departamento de ordenamiento e impugnaciones.  40 años de ignorancia, desidia, arrogancia dan como consecuencia los desastres del paro.

No es necesario aburrir, porque muchos de los desordenes están expuestos en diferentes apartados de este blog.

Quede dicho por enésima, la necesidad de una gran reflexión, la necesidad de un gran esfuerzo para adquirir compromisos con las tareas que cada uno de nosotros hacemos y la necesidad de manifestar los fallos de organización o estructura.  Y lo más IMPORTANTE, los fallos no se corrigen prohibiendo o disponiendo con políticas de escala, ni aplicando el manual, tan solo el sentido común, la experiencia y la necesidad de dirigir todos nuestros esfuerzos para facilitar el uso o disposición al consumidor o en este caso el ciudadano.

Y siempre hay que partir del sentido y del buen uso, en general, y castigar el abuso, no tiene sentido el castigo general para arreglar un problema.  Eso es síntoma de despotismo y de una suprema ignorancia e incompetencia.

Como decía el viejo profesor, los manuales una vez “aprendidos” hay que dejarlos en la estantería.

octubre 10, 2010 Posted by | Aires, Montañas, Politica, Ripollet | , , , , | Deja un comentario

La delgada línea roja de la democracia

linearoja Los telediarios no los veo por una cuestión de salud mental, pero cuando aún ojeo los periódicos, me sorprendo sobremanera, a veces incluso me enojo y la mayoría de las veces no entiendo.  Como es posible que no sea capaz de ver la grandeza del Estatuto catalán, como es posible que no entienda que trabajare menos, que pagare menos impuestos, que las autopistas serán gratis, que los radares me harán una foto pero solo de recuerdo, que los mozos me los encontrare en las rotondas para darme los buenos días, que podré ir a 80 por las rondas en vez de estar parado y todo ello por mi bien, que podre trabajar en Barcelona con mi coche y sacar algo más que para pagar las multas, que los recibos del agua, luz y electricidad serán justos y no reflejaran la incompetencia y el lucro de sus gestores, que la administración no me pedirá el padrón municipal si tengo el DNI actualizado, que por fin seré  primero un ciudadano y luego si cal una persona de la que desconfiar, y no al contrario como ahora que nada es valido si no esta conformado varias veces por fedatario publico u organismo, que posiblemente recibamos subvenciones para tunear el coche, que las obras de nuestra casa con suerte las financiara el Palau, que para ver los toros (no me apasionan, nunca he ido) tendremos que ir a España o Francia, que formaremos parte de una gran familia donde el gran ojo vigilara por nuestra identidad y nuestro compromiso, teniendo gran cuidado en que nadie salga del redil identitario y uniforme.

Disquisiciones aparte, quiero desgranar la clase de democracia con la que se ha elaborado el estatuto y el resto de las leyes y decretos leyes.

Partamos del convencionalismo tantas veces oído, la democracia es el mejor sistema de gobierno que conocemos y aceptémoslo.  Como concepto es perfecto, pero las instituciones y el contenido se lo dan las personas, importante, las personas que eligen los partidos en función de lealtades y vasallaje, como decía un político de la transición el que se mueve no sale en la foto.  El no ser critico o mantener una disciplina fue algo muy oportuno y ventajoso en la transición, lo importante era una misma idea y un mismo fin, llegar al final de un periodo y gobernar en democracia, fue posible por la unidad de las voces y sobre todo por el carisma y el sentido común de los lideres del momento.

Piensen una transición con los políticos actuales, o en un equipo de redactores de la Constitución.  No tan siquiera es posible plantearlo.  La mediocridad y la falta de sentido político es lo que más abunda en la mal llamada clase política.

En el momento actual nuestro sistema político esta plenamente maduro, y necesita mecanismos que la protejan de todo lo contrario que en la transición.  Lo que atenaza a la democracia actual es la corrupción, la mediocridad, el inmovilismo y la falta de critica.  Ha de ser mas participativa y elaborar mecanismos para atajar los abusos de los gobernantes.  Cuatros años de gobierno incompetente o con personas faltas de capacidad o débiles pueden llegar a poner en cuestión la convivencia de forma muy grave.  Parece imposible pero es factible.  del mismo modo que nadie pensaba que tras tanta abundancia sucedería una época como la actual.

Se han de potenciar las listas abiertas, las elecciones primarias y hacer los partidos políticos abiertos y receptivos a las inquietudes  sociales, las reales.  También de han gestionar mecanismos para actuar de forma automática cuando un político pierde el norte, o cuando una institución sobrepasa la línea roja.  Nadie en este país, sea Agamenon o su porquero, tiene el mínimo derecho, repito EL MINIMO DERECHO, de poner en cuestión y menos en peligro el modelo de convivencia que los españoles hemos elegido después de una guerra y 40 años de sometimiento.  Se han de articular mecanismos de forma inmediata para devolver a su sitio a los políticos que no son dignos de representarnos, los que sobrepasan la línea rojo.

Y lo que no se puede permitir, ya lo he dicho muchas veces, es ser un déspota aprovechándose de la etiqueta democracia.

agosto 1, 2010 Posted by | Aires, Piedras, Politica, Realidad, Ripollet, Sisifo | , , , , , , , , | 1 comentario

Para este viaje no necesitamos alforjas.

desierto Ya falta menos para el comienzo de las anunciadas profecías, primero la reforma laboral, los recortes en prestaciones y sueldos y luego por fin la tan esperada subida del IVA.

Antes de continuar quiero insistir una vez más en los momentos extraños, por no decir decantes en los que nos encontramos, es importante remarcarlo, creo que están en el origen y causa de la falta de soluciones,  La falta de ideas, la uniformidad, la incompetencia ilustrada, la falta de compromiso, el oportunismo y la clientela, son rasgos definitivos de nuestros tiempos, y como decía en el escrito anterior intervencionista y paternalista.

Empecemos con un supuesto, mi negocio va mal tiene muchos gastos superfluos, en absoluto dirigidos a la productividad, pongamos fiestas, coches, delegaciones ociosas, viajes, comidas, despachos con moqueta, cargos sin demasiada relevancia ni funciones pero que entorpecen la labor de los demás departamentos. Vista la situación y como disponemos de un cuerpo técnico formado en excelentes centros, hemos decidido aumentar los precios de venta para salir de esa situación, ingresando más, podremos mantener nuestra poco eficiente estructura. ¿Que como hemos tomado una medida que el mercado no aceptara? Simplemente hemos copiado la política del gobierno con la subida del IVA e impuestos.

Volvamos con la uniformidad, clientelismo y falta de ideas.  Supongo que todos hemos viajado y visitado pueblos y ciudades, hemos observado la diversidad de cada uno de ellos, pueblos o lugares con vida propia, cada uno con algo diferente, todos han ido creciendo con su propia identidad. 

Observemos ahora como ejemplo,  los pueblos alrededor de Barcelona, hace unos años sucedía lo expuesto anteriormente,  cada uno era diferente tenia identidad propia.  Ahora no. Las políticas municipales uniformes, supramunicipales, marcan la pauta, como sucede en la sociedad civil actual, los pueblos están perdiendo la identidad, las rotondas, la inserción de montículos en las calles, la colocación de hierros al paso de los coches,  el urbanismo especulador, el cobro de las multas por entes supra y la falta de compromiso hacen lo demás.  Un verdadero fiasco.

junio 13, 2010 Posted by | Aires, Politica, Realidad, Ripollet | , , , , , , , | Deja un comentario

Totalmente inútil e inútiles

“IDIOTA, DEL GRIEGO IDIOTÉS, UTILIZADO PARA REFERIRSE A QUIEN NO SE METÍA EN POLÍTICA, PREOCUPADO TAN SOLO POR LO SUYO, INCAPAZ DE OFRECER NADA A LOS DEMÁS”

pobreza El ambiente esta endemoniado y resulta aburrido escribir siempre sobre los mismo, pero los mismo parece no acabarse, la idiotés parece haberse apoderado de nuestra clase política y por ende del resto de la mayor parte de las bases sociales.

Comenzare diciendo que la mayoría de las actuaciones y regulaciones de nuestros parlamentos (nacional, autonómico y plenos municipales), han sido y lo son para momentos de esplendor, de vacas gordas y bolsillos llenos, no funcionan para momentos como los actuales, donde la capacidad de negociación y el sentido común no constan en las chuletas de los funcionarios que atienden las ventanillas.

En el campo laboral se confunden elementos comparativos básicos, no se pueden situar al mismo nivel empresas donde los ejecutivos se jubilan con pensiones de tan millonarias vergonzosas, con la mayoría de pequeñas empresas generadoras de puestos de trabajo donde el empresario no tiene garantizada la baja por enfermedad.  Como se pueden negar 45 días por año de despido cuando sus señores ejecutivos se despiden con miles de millones.  Los convenios colectivos no funcionan, ¿por que todas las empresas han de tener las mismas obligaciones si no tienen los mismos derechos? La capacidad de generar ingresos no es la misma en una gran corporación que en una pequeña empresa, las influencias –enchufes- no son los mismos, sin embargo las obligaciones de gasto se igualan para todos, un trabajador cuesta lo mismo a una empresa que facture 10.000 millones que a otra que facture 100.000 euros, no podemos igualar obligaciones sin igualar derechos, por tanto urge una negociación empresarial individualizada dentro del respeto y en un marco de garantías mínimas.

Los expertos y gurús son eso expertos y gurús, es decir fetiches del mercado, normalmente cuestan más de lo que valen, habitualmente constatan lo evidente y son buenos tiradores a balón parado.  Pero del mismo modo que no vieron venir la crisis no tienen soluciones para salir de ella.  Es absurdo confiar en ellos, sin hacerse la pregunta antes de soltar la rama y caer al vacio confiado en que un escuadrón de ángeles nos salvaran de la caída ¿si, si pero hay alguien más?*

Las mejores ayudas para la economía, dinamizar a las empresas y favorecer la salida de la crisis, no vendrá de la mano del Plan E o de coberturas y limosnas, ni de aumentar edades y plazos.  Las soluciones son más sencillas, más cercanas, pero también más valientes y comprometidas.  Gran parte de ellas están en las administraciones más cercanas, como ayuntamientos y autonomías, es horas de dejar de hacerse las victimas y ponerse a trabajar, lo primero es aflojar la soga a sus ciudadanos y empresas para que puedan respirar.  Siendo necesario un control y un marco de juego, LO PRINCIPAL, LO UNICO, que toda persona o empresa necesita para salir adelante es que la dejen trabajar en paz, que ninguna administración le ponga palos a las ruedas de forma gratuita, a veces soez y torpe.

Las horas de las empresa y de los trabajadores son para trabajar, no para tirarlas en atascos de trafico y  en los embudos, laberintos y entramados burocráticos, totalmente INUTILES. 

Si no eres asalariado por cuenta ajena o funcionario, si tu forma de vida depende de tu esfuerzo y trabajo, si eres empresario, pasas a ser hereje y como tal eres tratado y perseguido. El tiempo improductivo que hay que dedicar al papeleo burocrático de las administraciones es cada vez más considerable y complicado, a la vez que caro y anticompetitivo. Lastre y lastre.

Es sencillo, para tener agilidad y ser competitivo, para generar empleo, para motivar la creación de empresas, hay que desatar lazos y quitar trampas.  Todo lo demás son gestos electorales y palabras.

febrero 13, 2010 Posted by | Aires, Politica, Ripollet, Sisifo | , , , , | Deja un comentario

Se les puede llamar sinvergüenzas

opresion Se les puede llamar sinvergüenzas sin miedo a equivocarse y con toda la justificación del mundo, hay una casta de personas que gestionan nuestros intereses del mismo modo que lo haría un taco de madera, es un verdadero despropósito que semejantes mentes en apariencia doctas y avaladas por grandes titulaciones, realmente tengan corcho en el cerebro.  Jamás había padecido en mis carnes tanta incompetencia y tanta prepotencia juntas, realmente me resulta vomitivo ver la forma de comportarse de todos los vividores del erario, es un verdadero saqueo lo que  están haciendo con el ciudadano y contribuyente.  Resulta patético ver la cantidad de cargas que arrastran los que no pertenecen a la casta.

Nunca antes la sociedad había estado tan sometida y controlada, ni tan siquiera en los regímenes mas totalitaristas del siglo pasado, y el que diga lo contrario tienen el riesgo de pecar por ignorancia, porque es cierto la diferencia esta en lo modos, tan solo en los modos de cerrar la mordaza, pero el resultado final sigue siendo la asfixia del más débil.

Estoy completamente seguro que todos nosotros, los que tenemos que luchar cada día para sobrevivir, tenemos algún contencioso, bien en el recuerdo o bien vivo y castigándonos con alguna de las administraciones, una multa injusta, un contencioso con el ayuntamiento, con hacienda o con la seguridad social, no hay nadie que este libre de la gran burocracia del tremendo corsé “democrático” que nos protege y nos cuida de los males de este mundo, en el fondo lo hacen por nuestro bien hasta que dejemos de ser ciudadanos descarriados.

abril 7, 2009 Posted by | Piedras, Ripollet, Sisifo | , , , , , , , | Deja un comentario

Muchas palabras + Poca concreción = Desilusión

enero 13, 2009 Posted by | Piedras, Ripollet | , , , , , | Deja un comentario

El totalitarismo democrático y la parálisis social

libertad democratica Los totalitarismos tienen una característica común esencial y vertebradora de suma importancia, gracias a la propaganda consiguen su arraigo y el consentimiento social, la propagación y la asunción de sus grandes mentiras se justifican al ser eco de los medios sociales.  ¿a quien sino debemos de creer?

Hay una gran diferencia entre los totalitarismos bananeros y una democracia totalitaria, las dictaduras son imposiciones por la fuerza y están claramente delimitadas, el totalitarismo democrático es más sutil y tiene su punto masoquista, puesto que somos nosotros de forma voluntaria quienes elegimos a nuestros representantes del régimen.

Los totalitarismos tienen una cosa en común, todos se alimentan del poder, todos tejen una tupida red de clientelismos con sus años de permanencia en el poder, el sistema de partidos actual se asemeja a los antiguos cortesanos, antes eran elegidos por su baja peligrosidad y como elementos suntuosos y decorativos y ahora suponen una basta y amplia casta bien alimentada y culturizada, repartida en todos los estratos sociales, políticos y económicos.  Todo ello quede claro, se realiza con la etiqueta democrática.

La etiqueta democrática como se puede intuir no es otra que el decreto ley, por la vía democrática y amparándose en ella se pueden cometer atropellos e injusticias descomunales e impensables en otros sistemas, además la democracia protege de las revueltas sociales.  Los despropósitos lo son aún siendo democráticos, que un parlamento vote por mayoría una ley no es garantía democrática, puesto que la voluntad depositada en cada uno de los votos del ciudadano (millones), queda enmudecida por cuatro partidos y una única disciplina de voto, en un parlamento no hay trescientas voces representando a 40 millones de ciudadanos, hay unos intereses de partido que no suelen coincidir con los intereses generales, sino más bien con los calendarios electorales y los pactos subsiguientes.

La situación actual de crisis globalizada es la culminación de lo expuesto, ha sido tal la confianza del sistema en la inmunidad, como ha quedado constatado, que los despropósitos alcanzan cotas inimaginables de desfalco y timo alrededor del poder, nunca en las clases medias ni sociales ni empresariales.

Y el arreglo hay que buscarlo donde se cometió el error y no buscar culpables en la sociedad civil, en los ciudadanos, acusándose entre ellos de falta de cabeza, de consumismo exacerbado, por comprar una vivienda o un coche con un sueldo de mierda. Descerebrados se llaman entre ellos.  No, la culpa no la tienen los consumidores, ni tampoco la solución.

La solución es complicada, supone pedirle cuentas a quienes nos han llenado de favores, a quienes han sido nuestros colegas, con quien almorzamos, desayunamos, forman parte como nosotros de la elite del poder.  Así que la solución por mucho que pese ya vendrá, se tendrán que abrochar el cinturón todos, los consumidores un punto más y los poderosos un punto menos, los ciudadanos para que no se nos caigan los pantalones y ellos (los más bellos) para que no les aprisione la tripa.

diciembre 22, 2008 Posted by | Piedras, Politica, Realidad, Ripollet, Sisifo | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Carta a la señora Crisis

Distinguida señora,

qsomos Sin quererlo ni beberlo, me encuentro atrapado en una situación insostenible, repetida y no superada.  El torpe destino, con sus trompicones me ha traído a una empresa que no tiene futuro, extraño y sublime sería  que lo tuviere o tuviese, y por tanto yo  tampoco lo tengo.  Atrapado, porque no soy capaz de escapar a sus encantos, por mucho que lo intento me resulta imposible encontrar una alternativa a mi fatal destino en esta nave.

Lo peor de todo es que mi futuro es lo más claro en esta empresa.  Mi sentencia ya tiene fecha, salvo que los acontecimientos venideros manden lo contrario, lo cual también por extraño resultaría sublime.  Pocos son los días y menos las semanas de aquí al túnel, comienzo a sentir las vibraciones de mi cruel destino, tan cercano como real.

Quien me mandará a mi ser tan torpe, hasta el extremo de parecer el hombre más feliz del mundo.  Tanta torpeza solo puede ser causa –como dirían los psicólogos– de una niñez tormentosa, pero eso sería ridículo y abusivo.  Echarle la culpa a un niño de lo que a mi me sucede es de personas desaprensivas y un abuso que nadie me podrá achacar.

La culpa la tengo yo, y como diría Ortega “y mi circunstancia”, por mi respondo yo, pero por mis circunstancias no.  Ya quisiera saber quien maneja mis circunstancias, se iba a enterar ese ladrón.  Por que estoy seguro de que algún ladrón me la ha robado y anda jugando con ella, como si nada, yo puedo asegurar que no la tengo, por que eso ha de ser grande y seguro que la vería.  De todas formas aunque la eche de menos porque es mía, no siento pena porque nunca la he conocido.

Dicen los viejos que han traducido a Ortega sin leerlo, tan solo de oídas, que se equivocaba  –como la paloma que buscaba el norte en vez del sur– que donde dice circunstancias quería decir suerte, que eso es como la buena cosecha, no depende de lo que siembres, depende de como venga el año de lluvias y de frío.  Bien esta, pero, si alguien ve una circunstancia perdida, esa es mía.  Me la pido.

noviembre 21, 2008 Posted by | Aires, Politica, Ripollet, Sisifo, Sueños | , , , , , , , , | Deja un comentario